• Bodegas GarciGrande se compromete con la calidad en el vino de Rueda

    La bodega más pequeña del grupo Hispanobodegas tiene nombre noble: GarciGrande. Una grandeza que le lleva a elaborar los mejores vinos que la variedad Verdejo da en la Denominación de Origen Rueda como son los característicos GarciGrande, Anier y 12 Linajes.

    GarciGrande define el trabajo de elaborar vinos como: movimiento 365, no se puede parar. El vino es una materia viva que evoluciona constantemente, lo que conlleva estar en alerta y aprendiendo durante todo el año, es más, no hay un año ni una vendimia igual. Algo con lo que predica la bodega es que el vino se hace en el campo y para ello se supervisa cada parcela, que posteriormente dará esa uva que entrará en la bodega debidamente seleccionada. La variedad reina de la Denominación de Origen Rueda es la Verdejo, que afortunadamente la manera de expresarse y evolucionar, es única en esta zona. Su acidez, el amargor, los toques afrutados del vino y su aroma son totalmente característicos de Rueda y además gracias a dos factores:

    1. Climatología: inviernos fríos y largos, primaveras cortas con alguna helada,veranos calurosos, incluso la diferencia de temperatura entre el día y la noche hace visible el gran secreto de esta uva. El equilibrio entre el azúcar que gana con el sol y la acidez que no pierde por las noches frescas.
    2. El suelo cascajoso: donde están plantados nuestros mejores viñedos de bodega.

    Bodegas GarciGrande son de esas bodegas que tiene “Don” y “Alma”. Las
    pequeñas dimensiones de la bodega no están reñidas con la tecnología y la
    calidad. El acero inoxidable, capaz de proteger los encantos primarios de la
    uva, está presente en la bodega con distintos tamaños para poder trabajar por parcelas y calidades para elaborar los mejores vinos de verdejo. Con una producción de apenas 300.000 botellas, la bodega puede presumir de pocas referencias pero con la suficiente personalidad y calidad para extraer la personalidad escondida de la variedad reina.

    El toque de madera se reserva para el vino de edición limitada “Anier”, el más especial en cuanto a su elaboración y selección para que los vinos bien hechos sean una realidad. La bodega, fiel referencia de los vinos de la D.O. Rueda y apasionada defensora de los valores del terruño y de la tipicidad de la variedad verdejo, Bodegas GarciGrande elabora vinos característicos “marca de la casa”: Intensos, plenos de aromas frutales, untuosos y persistentes como el 12 Linajes o GarciGrande.

  • Las Bodegas Gormaz, punto de referencia de las mejores bodegas de Ribera del Duero

    Los Viñedos y Bodegas Gormaz han sido parte de la fundación de la D.O. Ribera del Duero. Perteneciente a la provincia de Soria, cuenta con 232 hectáreas de viñedo y su filosofía se basa en la elaboración artesanal de los característicos vinos de Tempranillo de calidad y edición limitada, procedentes del terruño, de viñedo viejo y prefiloxérico de Ribera del Duero.

    Viñedos y Bodegas Gormaz, perteneciente a Hispanobodegas, se ha situado en el punto de mira de las mejores bodegas de la Ribera del Duero soriana, gracias a la localización tan al límite del viñedo, la altitud y las condiciones climatológicas tan variables entre el día y la noche. Además, el trabajo artesanal de la enóloga María José García y su equipo técnico ha hecho que la bodega sume cada vez más premios internacionales, como 94 puntos y “Selección del Editor” de la revista americana Wine Enthusiast o Medalla de Plata en el Concurso Mundial de Bruselas para el Reserva de la marca emblemática de la bodega: 12 Linajes.

    Uno de los proyectos más recientes de la bodega soriana es su reciente inversión a la modernización y apuesta por el enoturismo, lo que la convertiría en la primera bodega visitable de Soria. Las nuevas
    instalaciones buscarán adaptar la bodega a pequeñas elaboraciones y microvinificaciones para elaborar vinos por parcelas y parajes. Esta nueva “Bodega- boutique” ayudará a trasladar el terroir y elaborar el vino de la cepa a la botella en un proceso puramente mimado y artesanal. La bodega contará con una sala de barricas para los vinos de edición limitada, una sala de catas y una tienda.

    La bodega es propietaria de la marca más noble de Soria: 12 Linajes. Su gama principal hace honor al escudo de los 12 linajes sorianos cuya historia y escudo está presente en el centro de Soria. Su imagen es vanguardista, con aires de sofisticación y minimalismo. 12 Linajes se presenta como un vino que nace de la tierra, elaborado en viñedo de la zona del Valle de Atauta, en pequeños parajes de viñas muy viejas.

    12 Linajes Roble se ha elaborado a partir de una vendimia manual, en una selección de viñedos de más de 60 años de antigüedad y con suelo franco arenoso y arcilloso calcáreo. Su envejecimiento es de 5 meses en barrica de roble americano.

    12 Linajes Crianza nace en viñedos de más de 70 años en viñedos con clima mediterráneo continental, con altitudes extremas de 900 metros en un entorno rural muy particular. Tiene un envejecimiento de 14 meses en barrica de roble francés y americano, con afinamiento en botella durante mínimo 12 meses.

    12 Linajes Reserva ha sido elaborado artesanalmente, desde la selección en viñedos de 80 años con suelos franco arenoso y predominio calizo. Su envejecimiento es de 24 meses en barrica de roble francés, para dotar al vino de una mayor untuosidad en boca, y americano para después pasar por un afinamiento en botella de 18 meses.

    Por otro lado, 12 Linajes cuenta con dos vinos de edición limitada: 12 Linajes Finca los Arenales y 12 Linajes Grano a Grano, ambos fieles a su origen, al carácter de su entorno y a su ecosistema privilegiado.

    Este nuevo vino, 12 Linajes “Finca Los Arenales” atesora la riqueza de un entorno único, que por su ecosistema y la edad de las viñas constituye uno de los patrimonios más valiosos de la Ribera del Duero. En su primera añada, 12 Linajes Finca Los Arenales cuenta con una producción exclusiva y limitada de 1.738 botellas. Es un vino único 100% Tinta del País procedente de pequeños viñedos localizados en tres municipios de la Ribera del Duero Soriana (Ines, Atauta y Miño de San Esteban), distribuidos en 11 parcelas que suman 1,74 hectáreas. Las viñas, prefiloxéricas, están plantadas en vaso, con rendimientos que rondan los 2.500 kg/ha.

    12 Linajes Finca Los Arenales es un vino fiel a su nombre, ya que revela la condición de sus suelos arenosos en los tres parajes donde crecen las cepas. El proceso de elaboración de este especial vino de la Ribera del Duero Soriana se basa en el respeto máximo del fruto y de una mimada elaboración manual. Luis Gutiérrez (Robert Parker, Wine Advocate) destaca de este vino: “la mineralidad y frescura así como la elaboración cuidada del vino”.

    Por otro lado, 12 Linajes Grano a Grano es un vino que ha nacido a partir de las uvas vendimiadas en una única parcela: Quintanilla de Tres Barrios, plantada sobre suelos arenosos con canto rodado. Las cepas de la variedad Tinta Fina son prefiloxéricas y su rendimiento ronda los 1.500 kg/ha, con lo
    que se obtiene apenas 1 kg por cepa. Los racimos son de granos muy sueltos, lo que favorece el desgranado manual, uva a uva. Elemento de este vino Edición limitada, sinónimo de exclusividad.

    Otra marca de Viñedos y Bodegas Gormaz que también empieza a adaptarse a un mercado mucho más dinámico es Viña Gormaz. Su característica principal son los suelos, elementos que han sido destacados en la nueva etiqueta para su Joven, Roble y Crianza.

    Viña Gormaz Joven: suelos franco arenosos. Un vino con gran aporte en los aromas ya que este tipo de suelos benefician una maduración más rápida.

    Viña Gormaz Roble: francos de predominio arcillo-calcáreo. Un vino más elegante y estructurado gracias a un suelo de textura fina con mayor retención de agua y nutrientes.

    Viña Gormaz Crianza: Francos de predominio arenoso-calcáreo. Un vino con color intenso y baja acidez, de capa alta y taninos potentes.

  • Las Bodegas Valdelacierva se sitúan como representantes perfectos de los vinos de La Rioja

    Las Bodegas Valdelacierva se han convertido en los últimos tiempos y por méritos propios en una de las representantes de los vinos más característicos de La Rioja

    Muchas cosas han cambiado en Bodegas Valdelacierva desde que se uniera al grupo Hispanobodegas presente en Rioja, Ribera del Duero y Rueda. Bodegas Valdelacierva sita en Navarrete (Rioja Alta) está formada por un equipo joven, capitaneado por la enóloga Emma Villajos. Una joven enamorada del proyecto que cayó en sus manos hace años y que hizo suyo desde el primer momento: “creo en evolucionar y no en revolucionar y además llevo a cabo los proyectos, con nuevos aires pero con el respeto al vino, a su calidad y a la diversidad que me da la tierra. Disfruto con el reto”.

    ¿Y qué se necesita para ser un buen vino de Rioja?

    Primero, respetar las normas que establece el ser una Denominación de Origen y en este caso Calificada, que supone un plus dentro de la calidad. Además, hay que añadir la tipicidad y personalidad que marca el terruño de la tierra de Rioja (delimitada a las zonas de Rioja Alta, Alavesa y Baja).

    Siempre se elaboran vinos con las variedades de uva permitidas tanto blancas como tintas. En el caso de Valdelacierva sólo elabora vinos de calidad con Tempranillo y Garnacha aunque la Denominación de origen Rioja permite Graciano, Mazuelo y Maturana para tintos. Nueve más para blancos (Viura, Malvasía, Garnacha blanca, Maturana blanca, Turruntés, Chardonnay, Sauvignon blanc y Verdejo). Estas entre otras son las normas que podemos encontrar dentro de la legislación de la DO.

    En Bodegas Valdelacierva nos sentimos identificados por completo con esta filosofía de garantía. En la elaboración, la bodega combina las más modernas tecnologías con métodos artesanales que contribuyen de manera decisiva a diferenciar entre “buenos vinos” y “grandes vinos”. Como ejemplo, son las altas puntuaciones que tienen sus vinos en las guías o que su vino Valdelacierva Grano a Grano haya sido Vino revelación en el 2019. Consiguió agotarse en sus primeros meses de vida. (En la última edición de la Guía Peñín, 13 de sus vinos están por encima de 90 puntos).

    El resultado de esta manera de entender “el mundo bodega” se plasma en forma de vinos con enorme carácter y personalidad como la Gama Valdelacierva. También ayuda a que cuenta con el control de más de 200 hectáreas de viñedo que se reparte en pequeñas parcelas con cepas de 25-130 años de antigüedad.

    Emma Villajos, la enóloga, trabaja los vinos de rioja de forma diferente pero sin perder el ADN del terruño y siendo fiel a una filosofía: “Apostar por lo autóctono sacando el mayor partido a la fruta conjugando las particularidades del suelo, el clima y la variedad de uva, sin fórmulas, sino con prácticas en el trabajo que preserven y mantengan lo mejor de nuestro terruño”.

    Convencida de que el buen vino parte de la calidad de la uva, ha dedicado estos años a reinterpretar nuestro viñedo, dejando en el camino uva de la zona alrededor de la bodega (Navarrete) para llegar a vincularnos con viticultores de tradición dando protagonismo a la tipicidad y personalidad que marca la tierra sin otras intervenciones en los procesos de vinificación que no estén directamente relacionados con esta filosofía.

  • La Uva manda en Valdelacierva

    Los trabajos perfectos requieren su tiempo. Valdelacierva, que es “viñedo singular” y “ecológico” de Rioja, tiene una filosofía que va dirigida a lo autóctono, sin fórmulas, a sacar el mayor partido a la fruta y a una elaboración artesanal que involucra la recepción de la uva en camiones frigoríficos y microvinificaciones por zonas y fincas. De esta manera, Bodegas Valdelacierva elabora vinos llenos de personalidad, mimo y cuidado, elementos sello de la casa que mantienen lo mejor de su tierra.

    A  principios de este año, Emma Villajos entró en el Club de los Magníficos recogiendo el premio al Vino Revelación concedido a su Valdelacierva Grano a Grano 2016. Ella es la cabeza visible de Bodegas Valdelacierva, una joven enóloga que conduce el proyecto desde el principio y que ha sabido transmitir a todo su equipo la pasión por un trabajo de respeto a la producción propia, al terruño, al cuidado directo y personal de sus bodegas y sus vinos, con un equipo dinámico y cohesionado capaz de crear joyas como Valdelacierva Grano a Grano.
    Emma está plenamente convencida de que el buen vino nace de la calidad de la uva, lo que la lleva a una constante búsqueda de la excelencia y a basar su trabajo en evolucionar, no en revolucionar.

    Un nombre simbólico 
    Se podía pensar que en Rioja todo está inventado, pero la osadía de Emma ha sido dar un paso más allá en el mimo de la uva. Más allá de lo que se conoce habitualmente como selección de la uva, sea en vendimia o en bodega. En este caso, la selección es manual, hurgando en cada racimo, tal como su nombre indica (Valdelacierva Grano a Grano), con selección en el campo dejando en la cepa los racimos compactos. Se reunieron para elaborar un total de 2.500 kilos de uva con la peculiaridad de que, durante más de una semana, 10 personas estuvieron desgranando la uva, una a una, separando del raspón los granos enteros. El resultado son las mejores uvas de las mejores cepas de Tempranillo de una finca única, La Botija, en Baños de Ebro. Una vendimia tan minuciosa que ni en la mejor cosecha llegaría para elaborar 1.000 botellas. ¡Pero qué botellas! En el caso del premiado Valdelacierva Grano a Grano 2016 salieron solo 589 botellas de un vino que sorprende por la integración y el equilibrio. De un atractivo color picota de alta capa, la nariz es intensa, con nítidos frutos rojos y negros, un fondo lácteo con un sutil toque especiado muy característico de un buen Tempranillo maduro, tofes, cacaos… Muy complejo, potente y a la vez aterciopelado y elegante gracias a que se ha criado en bocoyes de 500 litros de roble francés, que dejan memoria, sugerencias, pero no huellas. Un sueño de 400 días hasta presentarse en sociedad. Esa es la filosofía que explica Emma: “Lo importante de ese homenaje a la lentitud es cambiar el significado a la necesidad de desarrollar elaboraciones largas y complicadas para obtener un buen vino. El trabajo es seleccionar todo con el mayor cuidado posible para descubrir el verdadero placer: disfrutar de un vino exquisito en sus detalles e imperfecciones que lo hacen objeto de deseo de los grandes amantes de los vinos”. Para redondearlo se ha vestido con una etiqueta sencilla y elegante, con una combinación de texturas para lograr que el sentido del tacto participe y se puedan sentir todos los elementos que intervienen en su elaboración.

    Un catálogo envidiable
    Ese es el estilo general de la casa: microvinificaciones por parcelas, por pequeñas fincas que se salpican por el corazón de Rioja: viñedo de más de 80 años en Yécora o en Baños de Ebro donde se conservan incluso viñas prefiloxéricas y está en proyecto un Viñedo Singular, como el de La Pedriza, en Tudelilla. Este viñedo singular es un pequeño oasis con condiciones envidiables para el cultivo de otro vino de raza: Valdelacierva Garnacha, otro monovarietal de producción limitada de cepas de 75 años que se ha hecho con 90 puntos Parker y cuya minuciosa elaboración cierra el círculo perfecto de equilibrio y armonía de la gama de Bodegas Valdelacierva, que cuenta con un Rosé, un Crianza, un Edición Limitada y un premiado Reserva que, en su primera añada, cuenta con valoraciones más allá de los 91 puntos en importantes publicaciones como Wine Enthusiast o Wine Spectator. Con el Valdelacierva Grano a Grano, componen el caprichoso catálogo de Valdelacierva. Vinos tan artesanales como estudiados y tecnológicos, con enorme carácter y personalidad basada en el conocimiento del territorio y la uva. Una bodega con paso firme, grano a grano.

    Fuente: Ana Llorente revista Mi vino

  • Etiquetas imprescindibles

    La revista Vivir el Vino lanza en su última revista los 12 vinos que no puedes perderte durante este 2018 y donde no podía faltar Valdelacierva Grano a Grano.

    Valdelacierva Grano a Grano es un vino que nace desde el terruño, con microvinificaciones en bocoyes (para poder elaborar vinos por fincas) y con crianza en roble francés.  De esta manera, sólo salen al mercado las pequeñas producciones que cada añada da la tierra.  Así nace Valdelacierva grano a grano qué, por su propia esencia, surge de la Finca la Botija con unas peculiaridades y características únicas; con una vendimia que comienza en el campo para desgranarse, uva a uva, grano a grano en la bodega, para después, crecer como vino. Vino de edición limitada de Rioja.

    valdelacierva grano a grano vino de Rioja

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies