• Montepedriza 2019

    En esa búsqueda de excelencia en la que vamos trabajando cada día, sabemos que parte de nuestras señas de identidad para seguir sumando, pasan por unirnos a ese concepto de zonificación y clasificación de viñedos que forma parte de muchas clasificaciones de vinos de calidad a nivel mundial.
    Distinguir aquellos viñedos que, relacionados a ciertos criterios de terroir, los consumidores puedan entender como origen de unos vinos de calidad excepcional es lo que ha hecho la D.O.Ca. Rioja, con su nueva nomenclatura de Viñedo Singular. La clasificación más TOP en Rioja otorga valor apenas a un centenar de pequeños parajes en las áreas que le competen y remarca así la excelencia de los vinos que proceden de estos terruños.
    De uno de esos viñedos singulares procede nuestro Montepedriza 2019 al que nosotros queremos presentar hoy en sociedad con nuestra definición particular de calidad: “más que singular, único”.
    Montepedriza 2019
    Edición limitada de 1960 botellas y 210 magnum
  • Diario de Viticultor – parte 4

    Si son importantes los meses de invierno, en los que desarrollamos la poda de la viña definiendo así la arquitectura de la cepa y carga de cada planta, no son menos esenciales los trabajos que se suceden durante junio en las vides.

    Nuevo ataque a los hongos

    Junio es un mes vital para el buen desarrollo de la cepa, y es en estos días más que nunca cuando tenemos que calzarnos las botas y patear cada milímetro del suelo de nuestra Garnacha. Comenzamos el mes realizando un segundo tratamiento fitosanitario para prevenir la posible aparición de enfermedades fúngicas como el oídio y el mildiu. Como siempre, en nuestra mimada Garnacha de Montepedriza solo utilizamos azufre y cobre: trabajos 100% ecológicos en uno de nuestros viñedos más top.

    Adiós, brotes secundarios

    Durante la segunda semana de este mes comenzamos la costosa pero importantísima operación de la espergura, consistente en eliminar todos aquellos brotes considerados como secundarios y que crearían competencia con los brotes portadores de las uvas, así como generarían también un microclima adverso (falta de aireación y aumento de humedad) en la zona de racimos que favorecería el desarrollo de enfermedades y una maduración heterogénea e incompleta de la fruta.

    No todo va a ser trabajar…

    Pero es la operación que más nos gusta hacer por muchas razones: hace muy buen tiempo para disfrutar del viñedo, hay una explosión de aromas y colores por la floración, ya podemos ver nuestra futura
    cosecha… y sobre todo la recompensa final al trabajo bien hecho: la parrillada con nuestro Garnacha Montepedriza 2018. ¿Se puede pedir más? Además, junio ha querido regalarnos algo más de agua en
    este año tan seco, lo que nos ayudará a afrontar mejor los tan importantes estados fenológicos de floración y cuajado.

    Nuevo ataque a los hongos Adiós, brotes secundarios No todo va a ser trabajar…

  • Montepedriza, la garnacha singular de Valdelacierva

    fernando ligero Emma Villajos y José Luis de bodegas valdelacierva rioja garnacha tudelilla

    Bodegas Valdelacierva es el proyecto riojano de Hispanobodegas. Aunque está ubicada en el corazón de la Rioja Alta (Navarrete), la pasión y el inconformismo que irradia el equipo técnico los llevó a encontrar un viñedo de Garnacha muy vieja en el pueblo de Tudelilla (foto 3): una joya hallada en plena Rioja Oriental de 86 años de edad y cultivada con sabiduría por las manos recias y curtidas de José Luis Sáenz (foto 2), propietario de la viña. Montepedriza es su nombre y nos da una idea de la estructura pedregosa del suelo (foto 4). Un terreno muy pobre que obliga a las experimentadas raíces a profundizar para conseguir alimento y dotar al fruto de singularidad.

    Conoceremos las labores que allí se llevarán a cabo en los próximos meses. No solo tendremos el privilegio de aprender cómo se trabaja una viña de estas características de la mano de Fernando Ligero (foto 1), responsable de Viticultura de Hispanobodegas, sino que descubriremos el verdadero valor del vino que de allí nace; seremos conscientes del esfuerzo que supone cultivar con exclusividad cada una de las cepas de esta viña para trasladar la esencia de un fruto exquisito a bodega. Solo allí Emma Villajos (foto 2), responsable enológica del grupo, podrá plasmar en el vino resultante el carácter único de esta Garnacha riojana tan sugerente.

    No perdáis detalle de esta magnífica ocasión porque no todos los días se puede presenciar la evolución de un viñedo de esta magnitud. Se harán labores rutinarias, pero también se hará frente a dificultades imprevistas con la serenidad y templanza propias de un viticultor experimentado sin temor a equivocarse.

    descripción de la finca montepedriaza rioja tudelilla garnacha valdelacierva

    Febrero 2021

    El 18 de febrero –como siempre, acompañados de nuestra perra Luka (foto 5), a la que le encanta disfrutar de los paisajes que nos ofrece Montepedriza y recorrer sus viñedos de arriba abajo– realizamos la poda de la viña. Disfrutamos de un gran día para podar, ya que la temperatura media ese día estuvo en torno a los 15°C y con una humedad relativa del 48%, lo que evita en gran medida las tan temidas enfermedades de madera producidas por hongos de distintas familias. La poda la realizamos dejan- do 1 pulgar por brazo y con 2 yemas vistas. De esta manera conseguimos regular la carga de fruta de la planta y una muy buena distribución de los racimos en la cepa, lo que favorecerá una muy homogénea maduración de las uvas.

    Marzo 2021

    A finales de marzo, aprovechando los 10 litros de agua que cayeron la semana anterior, decidimos labrar la tierra y aportar abono orgánico de mantenimiento en función de las extracciones que hizo la planta la campaña pasada. Así, dejamos preparada la viña y li bre de hierba para la inminente brotación. Como no puede ser de otra manera, nuestro viñedo sigue las pautas de cultivo 100% ecológico y en el tra bajo de suelo alternamos pases de cultivador con inter-cepas y segado de la cubierta vegetal espontánea según la época del año y su régimen pluviomé trico. Como siempre que estamos en Montepedriza, nos tocó esperar porque Luka se había ido de excursión por las viñas de los vecinos. Por suerte teníamos una botella de nuestra Garnacha…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies